¿Por qué dormimos?

No exagero al decir que Por qué dormimos (Matthew Walker) es uno de los mejores cinco libros que he leído en toda mi vida. Siempre me ha interesado el funcionamiento del cerebro y, en particular, cómo opera el sueño a nivel neurológico. A través de este libro aprendí todo lo que una persona promedio —es decir, que no se dedique al tema— necesita saber acerca de la importancia de dormir la cantidad de tiempo suficiente cada noche. En algún momento de mi vida intenté reducir mi tiempo de sueño para tener días con más tiempo y alcanzar a ser más productivo. Si hubiese tenido este libro por aquellos días, hubiese comprendido por qué no me daba resultado: al dormir menos se produce justamente el efecto contrario al que buscaba.

Al final del libro, Matthew Walker incluye un apéndice con 12 consejos para un sueño saludable. De ellos, hay uno que, en palabras de Walker, es el que debes recordar si decides elegir solo uno de la lista: «Sigue un horario de sueño. Acuéstate y despiértate a la misma hora todos los días. Como criaturas de hábitos, los seres humanos tenemos dificultades para adaptarnos a los cambios en los patrones de sueño. Dormir hasta más tarde los fines de semana no compensará por completo la falta de sueño durante la semana y hará que nos sea más difícil levantarnos temprano el lunes por la mañana«. Además, propone que, del mismo modo en que fijamos una alarma para despertarnos, fijemos una para acostarnos. Así no se nos pasa la hora.

A lo largo de este tratado sobre el sueño el autor hace tanto hincapié en las nefastas consecuencias de dormir menos de 8 horas por noche, que me tomaré la libertad de decir que ese es el segundo consejo más importante que recibí del libro —y que implementaré en mi vida cotidiana. Durante esta cuarentena he tratado de ser riguroso con mi horario para levantarme —cada mañana el despertador suena a las 8 en punto. Solo me falta poner atención al horario en que me voy a la cama cada noche para cumplir con las 8 horas de sueño y así empezar a nutrirme de los numerosos beneficios de un sueño saludable. Por cierto: dormir más de 9 horas puede ser tan perjudicial como dormir menos de 7 horas.

Este libro —que perfectamente podría llamarse 100 razones por las que nadie puede decir que funciona bien con 5 o 6 horas de sueño— me dio las razones que estaba buscando para reconsiderar mis hábitos de sueño y reformular mis actividades diarias en virtud de conseguir una buena noche de sueño y no al revés. Sospecho que hará lo mismo contigo.

2 comentarios en «¿Por qué dormimos?»

  1. Me parece muy interesante lo planteado por el libro, sin duda el sueño es uno de los elementos que más nos cuesta controlar, tanto en horarios como en hábitos. Espero leerlo pronto, gracias por la reseña. Un abrazo

Responder a Fabián Cancelar respuesta