¿Leer o no leer Chile decide?

Cuando busqué literatura alusiva al 18-O, encontré tres libros que llamaron especialmente mi atención: «Sobre la marcha» del Pato Fernández de la revista The Clinic, «Octubre chileno», del sociólogo Carlos Ruiz y «Chile decide» del abogado Jaime Bassa. Compré el primero y el último de esta breve lista, y decidí comenzar por el último porque así se me antojaba. Había un elemento que jugaba a su favor: había escuchado el podcast del Edo Caroe y sus amigos donde tuvieron de invitado al profe Bassa. Me pareció un sujeto bien preparado y con una opinión amplia y objetiva.

Debo destacar que a lo largo de las doscientas y algo páginas de Chile decide, Jaime hace una revisión del estallido social desde una perspectiva neutral y objetiva, sin sesgos aparentes. Sin embargo, es un texto que, a mi parecer, se extendió en longitud con la única finalidad de llenar más páginas: lo mismo pudiese haberse dicho en 25 o 50 páginas.

El problema quizá es que no es un libro demasiado técnico como para que un abogado necesite leerlo como parte de su formación y actualización continua, ni demasiado cristiano como para que a un ciudadano le pueda resultar interesante.

Chile decide es un libro de lectura aséptica, insípida, inocua. En definitiva, es un libro que no recomiendo leer. Su redundancia excesiva en los mismos temas (prácticamente usando las mismas frases) capítulo tras capítulo termina por aburrir más temprano que tarde. Recuerdo que bostecé muchas veces mientras lo leía.

Finalmente, reitero mi sugerencia de escuchar el capítulo «La constitución va a morir» del podcast TVM Constituyente donde el invitado es el profe Bassa. Creo que sus postulados son mucho más claros y concisos allí.

Deja un comentario